¡Vamos a jugar más rápido!

Os dejamos un artículo publicado en la web www.rfegolf.es de la Real Federación Española de Golf, que nos ha parecido muy interesante. También, este enlace al Tratado de cómo evitar el juego lento

¡Vamos a jugar más rápido!

Está bastante extendida la idea de que sería muy beneficioso para el deporte del golf que éste se desarrollase a un ritmo más rápido con objeto de que las rondas de juego no se eternicen y contribuir en lo posible tanto a la conciliación familiar como a compatibilizarlo con la realización de otras actividades. Cómo fomentar un ritmo de juego más rápido en los campos de golf es un objetivo que se plasma en acciones concretas en los últimos años. Aprovechando la próxima implantación de unas nuevas reglas de golf a partir de 2019, el R&A y la USGA han elaborado un conjunto de medidas específicas que se aúnan en lo que se conoce como programa Ready Golf o Listos para Jugar.

Fomentar un ritmo de juego más rápido

En palabras del R&A y de la USGA, uno de los objetivos específicos para la revisión del contenido de las Reglas ha sido “fomentar un ritmo de juego más rápido”. Para ello se van a poner en marcha en 2019 una serie de medidas para promover que se juegue con rapidez, entre éstas se encuentran:


1.- La recomendación de que se ejecute el golpe en no más de 40 segundos, o si es posible en menos tiempo.


2.- Una nueva fórmula alternativa en el Juego por Golpes, donde el número de golpes en el hoyo se limita a un máximo (como por ejemplo: doble del par o triple bogey) establecido por el Comité, para que el jugador pueda levantar o recoger su bola y continuar en el siguiente hoyo.

3.- Otras recomendaciones, que inciden en establecer un procedimiento simplificado del dropaje, la reducción del tiempo de búsqueda de bola, la expansión de las Áreas Penalizables, un mayor uso de estacas rojas en dichas áreas y la posibilidad de patear con el asta de la bandera en el agujero, también se van a poner en práctica esperando que ayuden en el ritmo de juego.

4.- Otra de las medidas es el Jugar fuera de turno en el Juego por Golpes. Aunque esto siempre se ha permitido sin penalización, ahora se anima para hacerlo de una manera segura y responsable para mayor comodidad o para ahorrar tiempo. Esta medida se está dando a conocer con el término Ready Golf.

¿Qué significa el término Ready Golf?

Las Reglas de Golf establecen que hay un orden en el que se juega. En el caso del lugar de salida, el honor lo tiene el jugador que finalizó en el menor número de golpes el hoyo anterior. Durante el juego del hoyo, el turno es del jugador que está más lejos del hoyo. Sin embargo, las Reglas no contemplan penalización a los jugadores por no seguir este orden, salvo que al hacerlo se ponga a un jugador en desventaja o se dé una ventaja a otro jugador.

¿Qué se busca y qué podemos hacer?

Al fomentar activamente el Ready Golf en el juego por golpes, se busca hacer más eficiente el ritmo de juego mediante acciones como las siguientes:

1.- Jugar fuera de turno cuando al jugador al que le toca jugar está en una situación complicada y se está tomando un tiempo para decidir qué hacer o cómo afrontar esa situación.

2.- Jugadores de menos alcance juegan primero desde el lugar de salida o desde la calle en lugar de esperar a que los jugadores que llegan más largo lo puedan hacer.

3.- Jugar primero desde el lugar de salida si el jugador que tiene el honor no está listo para hacerlo.

4.- Jugar tu bola antes de ayudar a otros a buscar su bola.

5.- Embocar cuando se está cerca del hoyo.

6.- Cuando una persona cuya bola está más lejos de la bandera está rastrillando un bunker, el jugador que está más cerca del hoyo juega, aunque no sea su turno.

7.- Cuando la bola de un jugador se va atrás del green, los jugadores que están en la parte delantera del green pueden hacerlo mientras que el jugador llega a su bola.

8.- Anotar el resultado del hoyo al llegar al siguiente lugar de salida a excepción del primer jugador en pegar, quien debería de anotar su resultado después de jugar.

El adoptar estas prácticas tiene un efecto positivo en el ritmo de juego. Sin embargo, esto no significa que el jugador al que no le toca jugar siempre se adelante para hacerlo ni que se obligue a otros a jugar primero cuando no es su turno sin que haya una razón válida para hacerlo.

En pocas palabras, si estás listo para jugar y es seguro hacerlo, ¡juega!